El paternalismo libertario de Cass Sunstein en el CIDE

  • El paternalismo libertario propone que desde el Estado se puede incrementar la calidad de vida de los ciudadanos mejorando, con base en principios científicos del comportamiento humano, el modo cómo se le presentan sus opciones en materia financiera, de alimentación, de educación y de salud.
  • Esta propuesta resulta importante para México en un momento en que se han creado nuevos organismos reguladores autónomos que pudieran ofrecer una regulación simple e inteligente.

Como parte de su 40 aniversario, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) realizó la conferencia magistral  “The Case  for Libertarian  Paternalism”, impartida por el Dr. Cass R. Sunstein de la Harvard Law School y quien también es reconocido por su afamado libro Nudge y por haber sido parte de la administración del Presidente Barack Obama durante su primer mandato. El Dr. Sunstein propone un enfoque de regulación que permita a las personas tomar mejores decisiones, con los objetivos sociales deseables, sin tener que forzarlas a ello.

A través de ideas como  “la arquitectura de la elección”  el  Dr. Cass R. Sunstein  expuso el  papel  de las instituciones como orientadoras del cambio de conducta de los ciudadanos. Indicó que a través de cambios concretos y pequeños en el modo en que son presentadas las opciones a los ciudadanos se pueden obtener grandes transformaciones. Usando la analogía de un GPS que propone una ruta para llegar a un destino y en la que los individuos deciden libremente seguir o no la ruta sugerida, el Dr. Sunstein habló de una nueva visión de paternalismo que diseña, genera y promueve buenas alternativas de decisión, sin imponer opciones a los ciudadanos.

Esta conferencia se presenta en un momento coyuntural ante la nueva agenda regulatoria que se está desarrollando en México, por ejemplo, con la creación de Comisión Federal de Competencia Económica (COFECO) y del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Lo deseable sería una regulación simplificada e inteligente, no una regulación compleja y pesada, que en lugar de estimular la economía la desestimule haciendo los procesos más complejos.

En este sentido, Sunstein destacó que la mejora de los procesos de decisión no sólo involucra a los ciudadanos, sino también a las instituciones en cuanto a la simplificación del diseño y las medidas para generar una arquitectura de la elección de fácil lectura y acceso a los ciudadanos.

“La simplificación es una gran mejoría. Los reglamentos en México son muy complejos y la gente no los comprende. En Estados Unidos se simplifica para que la gente lo pueda cumplir y cambiar su comportamiento”. El paternalismo libertario es una propuesta ética, basada en principios del comportamiento humano, para orientar la conducta de los ciudadanos hacia una mejor elección, con objetivos socialmente deseables.

En el mismo sentido, indicó que ciertas medidas como las reglas opciones predeterminadas (default rules) en el diseño de las políticas públicas pueden contribuir a que la población tenga acceso a ciertos beneficios sociales, sin que ello implique que no puedan renunciar libremente a ellos.  Un ejemplo es el ingreso automático a los fondos de ahorro para el retiro, que en Estados Unidos han mostrado incrementar los ahorros de las personas en contraste con las aportaciones voluntarias.  También está el caso de los ciudadanos que llegan a los hospitales por enfermedad derivada de fumar o del consumo de drogas y en la que el médico debe registrar al paciente en un programa de atención a la adicción, pero donde el ciudadano tiene la opción de seguirlo o no.

El paternalismo libertario implicaría aquí que aunque hubiese una medida implementada desde las instituciones –públicas o privadas-  la persona conserva su poder de decisión porque tiene la libertad de retirarse del programa. En este sentido las reglas de opciones predeterminadas son importantes en las instituciones” porque contribuyen a cambiar las conductas de la población y mejoran el desempeño de las instituciones.

Añade asimismo que cuando hay un trámite innecesario de por medio, se suele inhibir el uso de ciertos beneficios o programas gubernamentales o de instituciones privadas. Aunque la palabra “paternalismo no es la palabra favorita” el Dr. Sunstein, indicó que explica bien el papel de las instituciones en el diseño de una arquitectura de la elección, y si bien contribuye a expresar la idea preferiría cambiarla por la idea de “navegabilidad”, es decir, se reconoce la relevancia del poder de elección de la ciudadanía pero es responsabilidad de las instituciones la construcción de señales que orienten a una mejor decisión de la población.

De este modo y usando nuevamente la analogía del GPS, destacó  la importancia de la mejora en las instituciones pues su  función de proponer – aunque el sujeto decida- siempre estará orientada respecto a un destino benéfico para el ciudadano. Para ello es preciso que los gobiernos tomen en cuenta los intereses de la población, pues debido a ello orientan sus decisiones inmediatas.

Esto es un hecho fundamental para la construcción de la democracia pues se trata de “influir las opciones de tal manera que se tome la mejor opción en una sociedad democrática respetando el juicio moral del pueblo”.

La conferencia cerró con una corta ronda de preguntas en donde pudo concluirse que la concentración de los gobiernos debe orientarse en la búsqueda de herramientas que hagan sencillo el cambio para una mejor conducta a través de acciones simples. “El cumplimiento debe ser más fácil y numeroso”.

Para mayor información visite: http://40aniversario.cide.edu/ | @NotiCIDE | Facebook/NoticiasCIDE

–ooOOoo—

Sobre Cass R. Sunstein

En la actualidad, ocupa el cargo de Robert Walmsley University Professor en la Universidad de Harvard. De 2009 a 2012 estuvo a cargo de la White  House Office of Information and Regulatory Affairs. Es uno de los teóricos del derecho y la política más reconocidos de los últimos tiempos. Ha publicado más de cuarenta libros, entre ellos epublic.com (2001), Risk and Reason (2002), Why Societies Need Dissent (2003), The Second Bill of Rights (2004), Laws of Fear: Beyond the Precautionary Principle (2005), Worst-Case Scenarios (2001), Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness (with Richard H. Thaler, 2008), Simpler: The Future of Government (2013), Why Nudge? (2014) y Valuing Life: Humanizing the Regulatory State (2014).

Mayores informes: Dirección de Comunicación y Desarrollo
t. 55-57279800 ext. 2404

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s